jueves

CRISIS, ADAPTARSE O MORIR

Esta hija mal parida llamada crisis, que nos han metido por el culo sin vaselina unos impresentables padres llamados clase política, y me importa un pepino el color o el ideal, la lengua, el dialecto o la bandera que enarbolen, por que la mayor parte son una panda de sanguijuelas que se agarran a la vena del poder y la administración engordando con gula descontrolada y sin sentido, hasta chupar  la última gota de sangre, para luego mirar el cadáver desecado con sus orondas barrigas llenas, echándose la culpa  los unos a los otros públicamente, pero pensando en privado que “me quiten lo chupao” “ y el que venga detrás que arreé”.
Y ahora a nosotros, a los de atrás, nos toca arrear. El cerdo engordado por todos, se lo han comido entre cuatro, pero la MIERDA de la pocilga la limpiamos los de abajo. Y no nos queda otra  que adaptarnos o dejarnos morir, y como lo segundo es antinatural, tendremos que luchar por lo primero.
Pero me enervo pensando en que los mismos “bien-pagados” que nos han llevado al borde del precipicio, son los que nos tienen que sacar de él, comprando dinero subvencionado por todos al uno por ciento de interés y prestándolo con cuentagotas al ocho.
Ya es que me sienta mal, pero, además, como una patada en los huevos, hasta el vaso de agua que cambian en la palestra a cada mentor que sube a largar sus dimes y diretes. Si tiene sed o creé que la va a tener, el agua se la lleva usted del grifo de su casa, oiga.
Pero no quiero seguir por ese lado que me esparzo, pierdo el norte y me enveneno, lo que quiero es adaptarme, y la única solución que tengo a corto plazo, es una economía de subsistencia, donde comes de tu huerto y, o cambias las cebollas por huevos o te compras una gallina. Y a pasar frió en invierno, por que después de los cuatrocientos euros en gas natural y eso con el termostato a dieciocho grados, congelado se me ha quedado hasta el alma. Pero con la luz va a ser más de lo mismo, así que en verano encima del aire acondicionado y para darle algún uso, pondré una muñeca vestida de sevillana  que tenía mi abuela sobre la tele para decorar, que quedaba muy mona.
Mi estado del bienestar, se alejaba de mi lado por el agua del retrete, con cada meada  cargada de alcohol y restos de cocaína, consumida por algún alto cargo con Visa oro a cuenta de los fondos públicos.
Otro de noble cuna, con tenerlo todo, más de lo que muchos soñamos con tener, pues resulta que no le bastaba y en su rostro se le ve escrito la palabra CODICIA en mayúsculas, con tinta azul, por que su sangre también es roja.
Pero todos tenemos que arrimar el hombro para engordar el cerdo de nuevo, y yo, que hace unos años, era un desgraciado con una nómina de mierda por jugarme la vida, al que cualquier acarreador de ladrillos con menos papeles que una liebre doblaba el sueldo, pues ahora va y  resulta que soy  un privilegiado, y que la crisis es culpa mía, y que tengo que compartir, y sin querer, ya me he vuelto a esparcir.
Que yo lo que vengo a pedir son ideas, ideas de la sabiduría popular para reducir gastos, de las que tenemos latentes en viejos recuerdos de la casa de la abuela o de cuando éramos pequeños, trucos y apaños con los que sobrellevar estas apreturas que se avecinan, y pongo una par de ejemplos: la bolsa de agua caliente en la cama en vez de la calefacción para toda la casa, eso sí que ahorra gas, el mal menor, que el abrigo y la bufanda no te lo quitas cuando llegas de la calle, sino  cuando te vas a meter en la cama.
 Para el calor, buscar la sombra, el abanico y el agua del botijo, y si no puedes con el sopor, pues enciende el ventilador, pero que sea solo por un rato, por favor.
Así que si tienes y quieres, dime tu idea, y sino a lo tuyo, que yo seguiré a lo mío.







Safe Creative #1203291390457

3 comentarios:

  1. Genial David, verdades como puños. Te invito a que sigas mi reinvención en mi blog con mi nuevo proyecto recién estrenado. Espero llegar a buen puerto, sino pues da igual, porque todos los caminos conducen a la deriva. Un abrazo primo.
    http://creativacomunication.wordpress.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le echo un un ojo y te cuelgo un enlace prima.

      Eliminar
  2. Hay veces que las verdades de Pero Grullo son la respuesta: "no es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita"... Y si eso no es suficiente, tocará obrar como hacía el padre de un amigo mío: a currar de comercial, taxi...

    ResponderEliminar